Rafael Bravo
0Comments

¿Eres rana o murciélago?

Todos podemos oír un grito, pero sólo el excepcional puede oír los cuchicheos escasamente audibles dónde la mayoría de las oportunidades mienten. Si tú o tu organización son más rana que murciélago, probablemente están en riesgo de desaparecer (profesionalmente hablando, claro). Quizás es hora de desarrollar nuevas habilidades y estrategias (cambiar el chip), para permanecer y tener éxito.