En un post anterior comentaba de la inutilidad de los Planes de Negocio tradicionales, aquellos que durante años nos han enseñado a hacer y que, en general, incluyen las siguientes secciones:

  • Resumen ejecutivo
  • Análisis de la empresa o proyecto
  • Análisis del producto o servicio
  • Análisis y selección del mercado meta
  • Análisis y evaluación financiera

Este tipo de planes de negocio, aunque inicialmente nos pueden ser útiles para clarificar aspectos muy importantes del proyecto en cuestión y darnos cierta dirección, al poco tiempo de ser elaborados dejan de ser útiles porque muchas de sus premisas pierden validez con demasiada rapidez. Finalmente terminas poniéndolo en el librero y olvidándote de él.

Entonces, la pregunta importante es ¿cómo podemos hacer un “plan de negocios” eficaz que nos permita darle claridad a nuestro emprendimiento?

Ante tantos nuevos conocimientos que han surgido en los últimos años, sobre todo del ámbito tecnológico, y que literalmente han cambiado a nuestra sociedad, no podemos pensar que un plan de negocios eficaz se asemeje al formato tradicional.

El formato tradicional se ha basado en elaborar documentos presentados en forma lineal, con hojas y hojas llenas de texto, resaltando puntos relevantes con viñetas, presentando cuadros con cálculos numéricos, etc.

Esa forma de construir un plan de negocios está basada, principalmente, en habilidades del hemisferio cerebral izquierdo, el cuál es el analítico, lineal, lo ve todo en blanco y negro, donde todo tiene que “cuadrar”.

Entonces, ¿cómo tendría que ser un plan de negocios eficaz?

Mi propuesta es considerar realizarlo por medio de las cualidades del hemisferio cerebral derecho.

Recuerda que el hemisferio izquierdo es principalmente el lógico, el de la razón, el numérico. Los planes de negocios tradicionales están realizados mayormente utilizando este hemisferio.

En cambio, un plan de negocios pensado y “aterrizado” utilizando más el hemisferio derecho se sale de toda norma. Cuando lo haces, el resultado no son varias hojas con texto, gráficas y proyecciones realizadas en Excel. Nada más alejado de la realidad.

Aunque lo que quiero proponerte tiene varias vertientes, hoy me quiero concentrar en un tipo específico de “plan de negocios” hecho principalmente con hemisferio derecho. Esta forma se asemeja más a una obra de arte o a una pintura.

Esencialmente consiste en realizar un diagrama de una sola página donde quede plasmado con imágenes, símbolos, dibujos, hacia donde quieres llevar tu emprendimiento o negocio.

Hay al menos dos formas para llevarlo a cabo. La primera consiste en tomar una hoja blanca, ya sea tamaño carta o doble carta, y utilizando lápices de colores, plasmar cómo visualizas tu negocio en un plazo determinado, por ejemplo, cinco años.

Para darte una idea, la siguiente imagen es el Plan de Negocios para 2012 de Vishen Lakhiani, fundador de MindValley, una de las empresas más exitosas y de mayor crecimiento en el ámbito de la comercialización de productos digitales de desarrollo personal (facturan más de 15 millones de dólares al año).

mindvalley_vision-2012

Como podrás apreciar, Vishen utilizó palabras clave, colores, dibujos donde plasmó a dónde quiere llevar su emprendimiento dentro de cinco años.

La segunda manera que quiero proponerte es a través de un mapa mental.

SI no conoces los mapas mentales, te invito a que veas el video que subí a YouTube donde explico en que consisten los mapas mentales. Haz click aquí para ir a ver el video. Dura menos de tres minutos.

La siguiente imagen es una vista parcial de cómo visualizo mi estrategia de negocios online para los próximos dos años.

Plataforma-Online-RB-MM

Si ves el mapa mental con detenimiento, tengo proyectadas varias empresas las cuales están alineadas con mi “core business” (productividad con mapas mentales). Algunas ya están en marcha y otras están en plena construcción.

Debo confesarte que este mapa mental sufre cambios con cierta frecuencia porque el mundo cambia muy rápidamente y yo también necesito hacerlo para no quedar obsoleto.

Me imagino que estarás pensando que estos no son “Planes de Negocios”, que son cualquier otra cosa pero no planes de negocios. Y quizá tengas algo de razón. Sin embargo piénsalo por un momento, ¿qué es un Plan de Negocios?

Recuerda que en el post anterior mencionamos que una de las funciones primordiales de un plan de negocios es permitirnos planear o visualizar cómo va a estar estructurada la empresa. Si esto es cierto, entonces los dos ejemplos que estoy incluyendo cumplen con esa premisa.

Que no sean como estamos acostumbrados a verlos o hacerlos es otra cosa.

Te invito a que hagas el ejercicio de hacer tu propio “Plan de Negocios” con hemisferio derecho en una sola hoja.

Tómate un tiempo libre, quizá una hora el fin de semana o esta misma noche. Toma tu cuaderno y unos lápices o plumones de colores y plasma de forma libre cómo quieres ver tu emprendimiento o tu carrera profesional. ¿Cómo te la imaginas dentro de dos, tres o cinco años?

Date el permiso de “jugar” y plasma tus ideas ya sea como lo hace Vishen Lakhiani de MindValley, de forma un tanto artística, o por medio de un mapa mental, como lo hago yo.

Comienza con una visión. Cuando la tengas, escoge una que te ASUSTE un poco y que al mismo tiempo te EMOCIONE mucho.

Y si te animas, cuando la tengas lista envíamela escaneada a mi correo (rafael @ rafaelbravo dot com) y la publicamos aquí mismo en el blog. ¿Qué te parece?

Por favor comparte tus comentarios. Siempre los leo aunque no siempre los contesto. 🙂

————————————————-

PD. Más adelante hablaré sobre los Modelos de Negocios. Va a ser un complemento muy interesante de lo que hemos platicado por aquí.

PD 2. Si te interesa conocer con mayor detalle la realización de Planes de Negocio con hemisferio derecho, te recomiendo el libro  “The Right-Brain Business Plan: A Creative, Visual Map for Success”. Lo puedes conseguir en Amazon.com


Leave a Reply

Your email address will not be published.