En el tenis, nadie fuera de los “cuatro grandes” (Djokovic, Federer, Nadal, Murray), ha estado clasificado primero o segundo en el ranking mundial en los últimos 12 años.

Una estadística impresionante.

Y este dato es posible que nos esté dando la impresión equivocada. Me explico.

Los medios de comunicación en general, ponen de relieve los logros de los que muestran un híper rendimiento y sólo se centran en los grandes como Roger Federer, que no sólo acaba de ganar su octavo título de singles en Wimbledon sino que llegó a 19 títulos de Grand Slam.

Nosotros los mortales los celebramos y los admiramos, y no creemos posible que podamos ser como ellos, así que más que ser un aliciente, inconscientemente nos desanima y tendemos a no trabajar en mejorar nuestro rendimiento. Creo que sabes a qué me refiero.

Pero ¿hay otra definición de alto rendimiento?

¿Conoces a Horacio Zeballos?

Para serte honesto, hasta ahora, nunca había escuchado de él.

Resulta que, aunque no a los mismos niveles de los cuatro grandes del tenis actual, también es un artista del alto rendimiento.

Actualmente tiene 32 años, lo que significa que es considerado un jugador “viejo” dentro del tenis más competitivo. Pues resulta que ocupa el puesto 56 en el ranking mundial.

¿Por qué te cuento esto?

Por que sus ganancias de este año (2017) como jugador de singles ascienden a US$484,488.

Y sus ganancias como jugador de dobles llegan a US$110,722.

En total, casi US$600,000 sólo en lo que va del año.

Y desde que comenzó su carrera en 2003, lleva acumulados US$2,531,973. Un promedio de US$180,000 anuales. Nada mal, ¿eh?

Mucha plata. Y eso sin considerar los patrocinios.

¿Cómo se compara esto con tus ingresos actuales?

Esto te demuestra que no tienes que ser un jugador con un híper desempeño para poder tener una vida cómoda.
Y esto aplica en cualquier campo.

Por lo tanto, si estás en tu zona de confort alrededor de la marca promedio en tu campo, ahora es el momento de empezar a averiguar cómo estar por encima de la media.

Un 10% – 20% de mejora podrían significar miles de dólares por arriba de lo que ingresas en este momento. También podría representar la libertad de elegir con quién quieres trabajar y qué trabajo hacer.

Por lo tanto, si estás buscando un aumento salarial, o estás en búsqueda de un nuevo trabajo, o simplemente quieres ser feliz en tu actividad profesional, en realidad no es tan difícil como pareciera.

Todo lo que necesitas es un sistema de alto rendimiento y alguien que te ayude.

¿Te hace sentido?


Leave a Reply

Your email address will not be published.