El término hemisferio cerebral se refiere a cada una de las dos partes que constituyen las partes más desarrolladas de nuestro cerebro.

Estas dos estructuras son asimétricas y se integran como si fueran las dos caras de una misma moneda siendo totalmente complementarias. 

Cada una de estas partes, tanto la del lado izquierdo como la del derecho tienen diferentes funciones, cada una especializada en ciertas actividades. 

En términos generales podemos decir que el hemisferio izquierdo es el CONTROLADOR. Entre las actividades en las cuales se especializa están: 

Organiza el lado derecho del cuerpo, trabaja en función a las normas, es ordenado, secuencial, lineal, analítico, disciplinado, trabaja en función a objetivos, lo ve todo en blanco y negro, ve cada una de las partes, y como Santo Tomás, tiene que ver y tocar para creer. 

En cambio, el hemisferio derecho es el IMAGINATIVO, se especializa en cosas diferentes, complementarias, por ejemplo, maneja el lado contrario del cuerpo es decir el lado izquierdo, es el apasionado, el idealista, no conoce límites, le gusta la novedad, asocia con metáforas, es la parte donde reside la creación de la música, es el visionario, está orientado a sensaciones y emociones, es el holístico, ve el todo completo. Por que sí cree, abre oportunidades donde otros solo verían problemas u obstáculos. 

Si yo te preguntara ¿cual hemisferio crees que es mejor, cuál sería tu respuesta? 

En realidad, ninguno de los dos hemisferios es mejor que el otro. Dependiendo de tus actividades diarias, harás más uso de uno de ellos y en otro momento, del otro. 

En tu caso, haciendo un poco de introspección, ¿cuál es el hemisferio dominante en ti? 

Para vivir una vida más completa, más integral, necesitamos aprender a usar de forma consciente, más activamente ambos hemisferios, y esto lo logras realizando actividades que impliquen mas el uso de AMBOS hemisferios. 

Pongamos el caso que eres alguien a quien no le gusta tanto el estar contacto con las personas, quizá sería bueno que procuraras estar más en contacto con la gente a través de participar en actividades de networking. 

En cambio, si tú hemisferio más desarrollado es el derecho, entonces quizá debas hacer actividades como aprender interpretar estados financieros, realizar cálculos matemáticos, ejercicios de lógica, resolver crucigramas o algo similar. 

Ahora bien, si simplemente lo que quieres es que ambos hemisferios cerebrales se integren de forma sinérgica, puedes practicar ejercicios de gimnasia cerebral, lo cual incluye ejercicios respiratorios o movimientos físicos muy concretos y específicos. 

Creo que captas la idea.   


Leave a Reply

Your email address will not be published.